POLITICA

Tombolini responsabilizó a los «formadores de precios» por aumentos en alimentos

Tras la fuerte suba de la inflación, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, advirtió este viernes que aumentarán los controles sobre los formadores de precios, a quienes acusó de incumplir los acuerdos pactados.

También apuntó contra los comercios de cercanía (almacenes y supermercados chinos), que quedaron fuera de los programas de precios regulados del Gobierno.

Tombolini prometió una «mejora en los controles con los formadores de precios de frutas, verduras y hortalizas, junto a la nueva administración del Mercado Central, para que «se acaben los abusos».

Tras conocerse el índice de inflación de marzo, que se ubicó en 7,7%, el secretario de Comercio defendió la gestión del Gobierno respecto de los acuerdos de precios y lanzó un fuerte reproche a los «formadores de precios».

«Los formadores de precios no están cumpliendo lo que pactaron voluntariamente», se quejó Tombolini.

«El dato de inflación de hoy nos duele y somos conscientes del impacto que tiene en el bolsillo de los argentinos», lamentó el funcionario.

En conferencia de prensa, el secretario de Comercio aseguró que «cuando asumió el ministro Sergio Massa entendió a la inflación como fenómeno multicausal y planteó una hoja de ruta clara de orden fiscal, acumulación de reservas y la implementación de programas de precios. Sin embargo, entendemos que esto, hasta aquí, no fue suficiente».

Con respecto al detalle de rubros de mayor incremento, dijo que el mes de marzo suele presentar de por sí un comportamiento particular en rubros como educación, indumentaria, hoteles y restaurantes por la estacionalidad.

«Estoy para hablar del aumento de los precios de alimentos y bebidas. Con datos y no con relato. Debemos reflexionar sobre los aspectos en los que debemos mejorar y aquellos en los que no tenemos control», afirmó.

Según el secretario de Comercio, diversos factores externos influyeron fuertemente en la escalada de precios, entre ellos «la peor sequía desde 1922, la ola de calor más fuerte desde 1906 y la gripe aviar» e indicó que estas variables «impulsaron en 2,1% el índice de marzo».

Adicionalmente, aseguró que en lo sucesivo trabajará en aquellos aspectos que considera se pueden mejorar. «El 9,3% de alimentos y bebidas tiene que ver con el rol que ejercen los formadores de precios», subrayó.

«Durante los últimos meses, con el Programa de Precios Justos hicimos acuerdos con los formadores de precios para que sean parte de la solución y no parte del problema». Sin embargo, remarcó que existe una importante brecha entre los supermercados incluidos en el convenio y los comercios de cercanía y su impacto en el índice de inflación.

«Está claro que los formadores de precios no están cumpliendo con lo que pactaron de forma voluntaria», aseguró.

En esta línea, anunció la implementación de diferentes medidas:

– Acuerdos de precios con los exportadores, quienes accederán a un dólar diferencial para que cumplan con precio y abastecimiento en lo relacionado con las economías regionales que seleccione la Secretaría de Agricultura.

– Fortalecimiento de la fiscalización, trabajando con municipios y provincias. En este sentido, Tombolini destacó que en marzo se llevaron a cabo más de 63.000 fiscalizaciones y se impusieron multas por $2.800 millones, aunque reconoció que «esto no fue suficiente».

– Mejora en los controles con los formadores de precios de frutas, verduras y hortalizas, junto a la nueva administración del Mercado Central, para que «se acaben los abusos», entendiendo que «el objetivo central es defender el poder de compra de aquellos que viven de un salario», aseguró.

Por último, Tombolini manifestó que las distintas áreas del ministerio de Economía continuarán trabajando para «profundizar políticas que permitan ampliar el abanico de acuerdos y fortalecer los controles».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *