DEPORTES

Instituto no pudo con Defensa y cayó 1-0 en Florencio Varela

Defensa y Justicia ascendió a la tercera posición de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), después de vencer este sábado por la tarde como local a Instituto por 1 a 0 en un partido de la duodécima fecha.

El único gol lo consiguió el delantero Nicolás «Uvita» Fernández (9m.ST), quien sumó siete tantos y quedó uno por debajo del máximo anotador del torneo, Mateo Retegui (Tigre).

El VAR le anuló posteriormente dos tantos al local, uno de ellos al propio «Uvita», que así se vio impedido de quedar como artillero «top» de la competencia nacional.

Defensa pudo recuperar la senda del triunfo en casa, donde hacía tres partidos que no podía vencer, y ahora esperara con buen semblante el encuentro del miércoles ante América (MG) por la Copa Sudamericana.

Ambos equipos crearon situaciones, patearon más de 30 veces a los arcos y así convirtieron a los guardametas Ezequiel Unsain y Jorge Carranza en figuras del partido.

En el primer tiempo, se pasaron de manos el control del juego con David Barbona como eje en los locales y Gastón Lodico en función de armador par ala visita. La diferencia giró en torno a la presión, más alta en el caso de Defensa.

En el segundo tiempo, el conjunto de Julio Vaccari dispuso el ingreso de Tomás Escalante por el intrascendente Julián López, que además estaba amonestado, y esa movida le dio muy buenos resultados.

 

 

Pero el desarrollo traería un protagonista externo, el VAR, que generó polémica y terminó la tarde maldecido por los hinchas locales, a pesar de que resultaron ganadores.

A los 8 minutos, Escalante metió un pase por arriba de la defensa rival para “Uvita” Fernández, que definió ante la salida del arquero Carranza. En principio el tanto se invalidó por off side, pero luego de tres minutos, el VAR lo convalidó.

Fernández volvió a mostrar sus uñas a los 30 minutos cuando Defensa salió disparado en un contragolpe, Alanís fusiló a Carranza y el 9 capturó el rebote para anotar el segundo, cancelado por la tecnología.

 

 

Algunos minutos más tarde, el VAR le anuló otro gol a los locales, esta vez a Alanís.

Con las buenas noticias que le daba el VAR, Instituto vio que estaba a un gol del empate e intentó meter a Defensa contra Unsaín, pero le faltóvprecisión, justeza e intensidad. Además, el entrenador de los cordobeses Lucas Bovaglio tardó mucho en mandar a la cancha al talentoso Franco Watson en lugar de un Lodico, que se hizo cargo de la pelota pero tomó decisiones desacertadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *