NACIONALES

La psicóloga de Cecilia Strzyzowski confirmó que la víctima del clan Sena sufrió violencia de género

La psicóloga que atendió a Cecilia Strzyzowski hasta mayo de este año confirmó que su paciente le contó que fue víctima de un episodio de violencia de género por parte de su esposo, César Sena, y que en los conflictos de pareja estaba incluida su suegra, Marcela Acuña. Madre e hijo están acusados por el femicidio de la joven.

Fuentes judiciales informaron que la psicóloga declaró el miércoles de esta semana ante el Equipo Fiscal Especial (EFE) que lleva adelante la causa por la desaparición y presunto femicidio de Cecilia Strzyzowski tras ser relevada del secreto profesional por la madre de la mujer, Gloria Romero.

Los fiscales Jorge Cáceres Olivera, Jorge Gómez y Nelia Velázquez entendieron que la psicóloga comenzó a atender a Cecilia Strzyzowski el 3 de febrero de 2023 y que luego de cuatro sesiones el tratamiento se suspendió hasta mayo, cuando terapeuta y paciente tuvieron tres encuentros.

La última sesión de terapia de Cecilia Strzyzowski fue el 30 de mayo de 2023, tres días antes de que la mujer de 28 años desapareciera luego de presentarse en la casa de sus suegros en Resistencia, Chaco.

La terapeuta contó que en mayo Cecilia le dijo que quería retomar el tratamiento era porque había sucedido «algo con su suegra» y al mismo tiempo porque tenía «conflicto con su pareja», en los que «estaba incluida» la madre de éste, dijeron los voceros a Télam.

En su declaración la terapeuta se refirió a un episodio de violencia de género sufrido por Cecilia Strzyzowski que ya había sido mencionado en el expediente judicial por un testigo de identidad reservada que aportó capturas de pantalla que le envió la víctima cuando le narró ese hecho.

Según la psicóloga, ese episodio fue una pelea en la camioneta de César Sena de camino a la casa de Emerenciano Sena y Marcela Acuña que «se tornó violenta».

«Él ejerce violencia sobre ella, ella intenta bajarse de la camioneta, su pareja no la dejaba y, según lo que refirió la paciente, esta pareja la toma del cuello«, relató la profesional a los fiscales, a quienes les aclaró que Cecilia dijo se trató de una «única vez», detallaron los informantes.

En una sesión posterior, también reseñada por la terapeuta en su declaración, Cecilia Strzyzowski refirió haber sacado el turno para asistir a terapia de pareja y le contó que César Sena había comenzado a ir a un psiquiatra y se encontraba medicado.

Sobre la última sesión que tuvieron, la terapeuta contó que su paciente le comentó que las cosas estaban «hasta ahí nomás con su pareja», que desde hacía «dos semanas lo notaba un poco raro, más bien nervioso y con ansiedad» y que sentía que César Sena «tenía todo el control de la relación», ya que había decidido «un viaje a Ushuaia» de ambos, que «fue un ofrecimiento» de la madre de él.

«Mi suegra nos ofreció un viaje a Ushuaia«, le dijo Cecilia Strzyzowski a su psicóloga, tras lo cual cuestionó el hecho de que César Sena no le preguntó si quería o no viajar, según la testigo.

Sobre ese viaje, la profesional dijo que a Cecilia le generaba «ansiedad» no saber bien como era, que «quería saber para poder decidir si iba a querer ir o no» y que iba a realizar «reconocimiento» previo para definir si se iban a ir a vivir o no a Ushuaia, aunque no le precisó la fecha e incluso quedó en volver a tener una cuarta sesión la semana siguiente, el 6 de junio.

En otro tramo de su declaración, la testigo dijo que Cecilia refirió estar «demasiado» tiempo junto a su pareja y «depender económicamente de ellos», al mencionar el puesto docente que le habría brindado la familia de César.

No obstante, Cecilia le dijo que con el entorno familiar de su marido «no tenía mucha relación» y que «no era aceptada» por la familia de César», con quien le dijo haberse casado en septiembre del 2022.

Cecilia Strzyzowski fue vista por su familia por última vez el 2 de junio pasado, cuando se presentó en la casa de sus suegros con una valija, su anillo de casada y otros efectos personales que fueron hallados quemados en la zona del río Tragadero a las afueras de Resistencia, Chaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *