NACIONALESSLIDER PRI

«No hubo un plan para abusar de nadie», dijo uno de los acusados

El acusado más comprometido por las pericias de ADN y por los videos en el marco de la causa por la violación grupal de una chica de 21 años ocurrida hace un año y medio en el barrio porteño de Palermo, fue el único de los seis imputados que declaró este lunes en el inicio del juicio oral para clamar por su inocencia y decir que «no hubo un plan para abusar de nadie», informaron fuentes judiciales.

La jornada inicial del debate ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 14 porteño, comenzó con la lectura de las acusaciones planteadas en los requerimientos de elevación a juicio de la fiscalía y la querella.

Luego de ello, tras el interrogatorio inicial, sólo uno de los acusados, Ángel Pascual Ramos (24), aceptó hacer una breve declaración, aunque sin contestar preguntas.

«Yo los conocía previamente, no abusé de nadie y no hubo un plan para abusar de nadie», fueron las tres frases que Ramos dijo ante los jueces, según confiaron las fuentes.

Ramos es uno de los más comprometidos en la causa, ya que los videos lo identifican como el primero en abusar de la denunciante en el asiento delantero del auto, y su perfil genético fue identificado no solo en el líquido seminal hallado en la ropa interior y en los hisopados practicados a la víctima, sino también bajo las uñas de la chica, lo que para fiscalía indica que ésta se resistió al acto sexual y llegó a rasguñarlo.

En tanto, las fuentes revelaron que este lunes ninguno de los otros cinco acusados quiso dar por el momento su descargo sobre el hecho.

Ellos son Lautaro Dante Ciongo Pasotti (25), Thomas Fabián «TH» Domínguez (22), Franco Jesús Lykan (24), Alexis Steven Cuzzoni (21) e Ignacio Retondo (24), todosa -al igual que Ramos-, con prisión preventiva.

Foto Leo Vaca

Foto: Leo Vaca

 

«Hay una participación necesaria de todos ellos»

El TOC 14 pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes, cuando comenzarán a declarar los testigos y una posibilidad es que la propia víctima -en caso de estar en condiciones-, pueda brindar su declaración ante los jueces que se analiza si será presencial pero sin la presencia de los acusados en la sala, o de manera remota.

En la mañana del lunes, en el ingreso a los tribunales de Lavalle 1171, el abogado querellante, Hugo Figueroa, aseguró a la prensa que espera que todos terminen condenados.

«Hay una participación necesaria de todos ellos. Entendemos que sin el accionar de cada uno de ellos no hubiera llegado al desenlace final esta situación», afirmó Figueroa y agregó: «Cada uno tuvo un rol preponderante», en el que «hubo dos autores y el resto son partícipes necesarios».

«Consentimiento (de la víctima) no pudo haber porque no estaba en condiciones de haberlo dado. Tenemos los (exámenes) toxicológicos, los testimonios y las imágenes que no podía mantenerse erguida en una silla», aseguró.

El abogado querellante señaló que fue «un año complejo» para la joven, quien «está siendo atendida por un equipo multidisciplinario, con psicología, psiquiátrica», ya que vivió «una situación que requiere de mucha asistencia y contención».

 

La visión de los familiares de los acusados

Por su parte, Mailén, hermana del acusado Cuzzoni, aseguró a la prensa que los seis jóvenes «son inocentes», que «la Justicia determinará si fue consentido o no» y afirmó que «hay muchas pruebas que van a dar un giro terrible» en el juicio.

«A mi hermano se lo acusa de algo terrible. En el expediente dice que mi hermano estaba adentro del auto junto a otros tres personas abusando de esta chica. Dice que hasta mi hermano la estaba agarrando de las manos y en el video se ve que ni siquiera está adentro del auto. Para mí, con lo que vi, todos son inocentes», agregó la joven.

En tanto, Gabriela y Jorgelina, madres de los acusados Retondo y Domínguez respectivamente, también clamaron por la inocencia de sus hijos y aseguraron que en el caso no hubo violación, sino que la víctima prestó su «consentimiento».

Fuera de los tribunales donde se desarrollaba el debate y junto a una veintena de familiares y amigos ambas reclamaban este mediodía exhibiendo pancartas y carteles con frases como «inocentes presos de Palermo»; «justicia sí, escrache no»; «presunción de inocencia, valor en decadencia» y «basta de falsas denuncias».

«Nosotros sabemos que los chicos son inocentes, que acá no hubo una violación», dijo al canal TN Jorgelina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *