MUNDOSLIDER PRI

Sube a 2.500 la cantidad de muertos por el terremoto en Marruecos

El balance provisorio del violento terremoto que golpeó el viernes una región al sudoeste de la ciudad turística de Marrakesh en Marruecos subió a 2.497 muertos, mientras que hay 2.476 heridos, anunció este lunes el Ministerio del Interior del país del norte africano

El informe anterior sobre víctimas fatales reportaba el domingo la cantidad de 2.122 muertos, pero en un comunicado difundido este lunes por las autoridades marroquíes se indicó que el número ascendió a 2.497 y que hay además los servicios médicos atienden a 2.476 heridos, consignó la agencia de noticias AFP.

El sismo ocurrió en la noche del viernes y fue de magnitud 6,8 según los servicios geológicos estadounidenses y 7 según el centro marroquí para la investigación científica y técnica.

Fue el más potente desde que hay registros modernos en este reino del norte de África.

La provincia de Al Hauz, epicentro del sismo, fue la más golpeada, seguida de Tarudant. En estas dos zonas situadas al sudoeste de la turística ciudad de Marrakech, la sacudida destruyó aldeas enteras.

En tanto, un nuevo terremoto de magnitud 3,9 en la escala Richter sacudió este domingo esa región, informó la agencia Europa Press.

Foto AFP

Foto: AFP
El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) señaló que el nuevo sismo se produjo a las 7.59 hora local en una zona montañosa situada en el sur de la región de Marrakech-Safí.
El epicentro fue ubicado a 10 kilómetros de profundidad, a medio camino entre las ciudades de Marrakech y Agadir.

El domingo, muchos residentes acudieron a los hospitales de esta ciudad para donar sangre para las víctimas.

«Lo perdí todo», lamentó Lahcen, un hombre que perdió a su mujer y sus cuatro hijos en la localidad de rural de Moulay Brahim, en la zona montañosa del Alto Atlas.

Foto AFP

Foto: AFP

«Lo único que quiero es alejarme del mundo y hacer mi duelo», dijo el padre de familia que se salvó de morir porque estaba fuera de su casa en el momento del sismo.

El pueblo de Tafeghaghte, unos kilómetros al oeste, quedó prácticamente destruido por el terremoto, cuyo epicentro se ubicó a solo medio centenar de kilómetros, según constató un equipo de AFP.

Foto AFP

Foto: AFP
«Tres de mis nietos (de 12, 8 y 4 años) y su madre murieron. Están todos debajo de las ruinas», contó desolado Omar Benhanna, de 72 años.

El sábado, muchos de los supervivientes acudieron al cementerio para el entierro de unas 70 personas, en ceremonias desoladoras marcadas por los gritos y el llanto.

El reino decretó el sábado tres días de luto nacional y dirigentes del mundo entero, desde España y Francia a Israel o Estados Unidos, enviaron las condolencias a Rabat.

Incluso Argelia, un país vecino enemistado con Marruecos, abrió su espacio aéreo cerrado desde hace dos años para los aviones que transporten ayuda humanitaria y evacúen heridos.

El Banco Mundial afirmó que va a entregar «su apoyo total» al país.

España envió el domingo a un equipo de 56 rescatistas y 4 perros de búsqueda de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a Marrakech, tras recibir una solicitud formal del reino marroquí, y prepara un segundo avión.

Foto AFP

Foto: AFP

«Enviaremos lo que haga falta porque todos saben que estas primeras horas son clave, especialmente si hay personas sepultadas bajo los escombros», declaró la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la televisión pública.

Otros países, como Estados Unidos, Italia, Reino Unido o Israel, también ofrecieron su ayuda a Marruecos.

El presidente francés Emmanuel Macron, declaró el domingo que su país está listo para «intervenir» cuando las autoridades marroquíes «lo consideren necesario».

Foto AFP

Foto: AFP

La Cruz Roja Internacional advirtió el sábado que las necesidades del país son enormes, y prevé «muchos meses e incluso años de respuesta».

Por la noche del sábado, las cadenas de televisión marroquíes difundieron imágenes aéreas que mostraron que los poblados destrozados en la zona de Al Hauz, donde las construcciones son de arcilla.

Foto AFP

Foto: AFP

A unos pasos del ayuntamiento de Marrakech, donde partes de las murallas del siglo XII de la ciudad están dañadas o parcialmente derrumbadas, algunas personas recogían las mantas con las que pasaron la noche sobre el césped.

María, una turista española, pasó la noche fuera de las estrechas calles del casco antiguo y se dispuso a «continuar su viaje con normalidad» hacia Fez, más al norte.

Además de en Marrakech y las regiones colindantes, el temblor se sintió en Rabat, Casablanca, Agadir o Easuira, donde muchos habitantes salieron en pánico de sus casas en medio de la noche.

Este es el terremoto más mortífero que golpea este reino desde el sismo que destruyó Agadir, en la costa oeste, el 29 de febrero de 1960, cuando, casi 15.000 personas murieron, un tercio de la población de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *