DEPORTES

Alemania se prepara contra una posible amenaza islamista en vísperas de la Eurocopa 2024

Alemania recibió este jueves a policías de toda Europa para reforzar sus defensas contra posibles amenazas en la Eurocopa de fútbol 2024 y la ministra del Interior, Nancy Faeser, prometió vigilancia en vísperas del partido inaugural.

“Nuestra atención se centra, por supuesto, sobre todo en la amenaza del terrorismo islamista, los ‘hooligans’ y sus delitos, la delincuencia cotidiana, los delincuentes violentos, pero esta vez también en los ciberataques”, dijo Faeser en una ceremonia para unos 350 policías extranjeros enviados para el evento.

Grupos como el Estado Islámico ya hicieron llamamientos a cometer atentados en el torneo, de un mes de duración, que comienza el viernes con el primer partido del país anfitrión en el Grupo A, contra Escocia.

“Por tanto, nuestras autoridades de seguridad tienen a los islamistas en el punto de mira”, declaró Faeser, quien añadió que las autoridades no tenían conocimiento de ningún complot específico.

Alemania espera que 2,7 millones de personas asistan a los partidos en los estadios de todo el país y unos 12 millones en sus zonas de aficionados para verlos al aire libre, incluida una larga extensión de césped colocada frente a la Puerta de Brandeburgo de Berlín.

Las “fan zones” fueron muy populares durante el Mundial de Alemania 2006, pero está por ver si el estado de ánimo del público en este acontecimiento puede elevarse por encima de las tensiones latentes en un momento de conflicto en Ucrania y Oriente Próximo y cuando la extrema derecha ve aumentar su apoyo en Europa.

“Algunas personas están tratando de traer estos conflictos a nuestro país”, advirtió la ministra, añadiendo que no se toleraría la propaganda y la incitación al odio en las calles alemanas.

Unos 22.000 policías trabajarán cada día en el torneo.

Las autoridades alemanas de seguridad también están trabajando con socios internacionales para identificar posibles amenazas y el país ha reforzado sus controles fronterizos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *