MUNDO

Bielorrusia: Lukashenko promete la excarcelación a los opositores enfermos

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, anunció este martes que era probable que concediera una amnistía a algunos de sus opositores políticos encarcelados que habían participado en protestas contra su reelección, pero que ahora estaban gravemente enfermos de cáncer en prisión.

Lukashenko, en el poder desde 1994, es uno de los aliados más estrechos del líder del Kremlin, Vladimir Putin.

Está acusado por sus oponentes y grupos de derechos humanos occidentales de abusos de los derechos humanos y de encarcelar a opositores por diversos cargos. Su reelección para un sexto mandato en 2020 desencadenó protestas callejeras sin precedentes de manifestantes que le acusaban de amañar la votación, recordó este miércoles la agencia
de noticias Reuters. La Policía detuvo en masa a los participantes -grupos de derechos humanos aseguran que fueron más de 25.000- en los meses posteriores a las elecciones.

“No se sorprendan si nuestra gente que está gravemente enferma —eso es lo que se está escribiendo sobre ellos— es liberada en unos días”, anticipó Lukashenko en una reunión con motivo de la fiesta nacional de Bielorrusia, según la agencia oficial de noticias BelTA. Luego comentó: “Aquellos que no escaparon a lugares no muy lejanos y que estaban destrozando o socavando el país en 2020. Estas personas están verdaderamente enfermas, la mayoría de cáncer”.

Lukashenko no identificó a quienes podrían acogerse a la amnistía, programada para coincidir con la festividad y la liberación de la capital, Minsk, de los invasores nazis en la Segunda Guerra Mundial.

El grupo de derechos humanos opositor Vyasna tiene una lista de 1.403 presos políticos en el antiguo Estado soviético. Según esta organización, en mayo había 254 presos políticos cuya salud corría peligro, entre ellos 92 gravemente enfermos y 63 mayores de 60 años.

El servicio en bielorruso de Radio Liberty, financiada por los Estados Unidos, precisó que entre los enfermos de cáncer se encontraban el político regional Grigory Kostusyov, la periodista Kseniya Lutskina, el músico Pavel Kuchinsky, el activista religioso Pavel Kuchinsky y Ruslan Slutsky, acusado de sabotear las líneas ferroviarias. Lukashenko se afianzó en el poder después de que Putin le asegurara su apoyo en 2020 en medio de las protestas.

En 2022, el líder bielorruso permitió que el territorio de su país se utilizara como punto de escala para la invasión rusa de Ucrania.

La mayoría de los opositores más destacados de Lukashenko huyó al extranjero, muchos a las vecinas Lituania y Polonia.

Entre los exiliados se encuentra la derrotada candidata presidencial Svitlana Tikhanouskaya, que ahora encabeza la oposición.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *