MUNDO

Candidato reformista se impuso en las elecciones iraníes para reemplazar a Raisi

mundiales.

Alabando lo que calificó de “alta participación”, Jamenei felicitó a Pezeshkian por su victoria y le aconsejó que continúe con la política de Raisi.

Los videos difundidos en las redes sociales mostraban a los partidarios de Pezeshkian bailando en las calles de muchas ciudades y pueblos del país y a los automovilistas haciendo sonar las bocinas de los coches para aplaudir su victoria.

Las elecciones coincidieron con una escalada de la tensión regional debida a los conflictos entre Israel y los aliados iraníes Hamás en Gaza y Hezbolá en Líbano, así como con el aumento de la presión de Occidente sobre Irán por el rápido avance de su programa nuclear.

En el sistema dual iraní de gobierno clerical y republicano, el presidente no puede introducir ningún cambio importante en la política iraní sobre el programa nuclear o el apoyo a las milicias en Oriente Medio, ya que Jamenei es quien manda en los asuntos de Estado.

Sin embargo, el presidente puede influir en el tono de la política iraní y participará activamente en la elección del sucesor de Jamenei, de 85 años.

Pezeshkian, respaldado por el bando reformista iraní liderado por Jatamí, es fiel al régimen teocrático de Irán y no tiene intención de enfrentarse a figuras poderosas de línea dura en temas de seguridad y a los dirigentes clericales.

Líderes extranjeros enviaron mensajes de felicitación a Pezeshkian, entre ellos el presidente ruso, Vladimir Putin, y el rey Salman y el príncipe heredero Mohammed bin Salman de Arabia Saudita.

(Escrito por Parisa Hafezi; Editado en Español por Ricardo Figueroa, Reuters)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *