CULTURA

Hallan restos humanos en la mayor ciudad prehispánica de barro de América

La oficina de comunicación del área arqueológica del yacimiento prehispánico de Chan Chan, en el norte de Perú, informó el hallazgo de restos óseos de once personas y ornamentos durante los trabajos de investigación y conservación del muro perimetral donde se desarrolla el Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan (PECACH), llevado a cabo por el Ministerio de Cultura de ese país.

El hallazgo se ubica en el este del muro del conjunto amurallado Utzh An, en el palacio Gran Chimú de la ciudad de barro.

La directora del proyecto de restauración de los muros perimetrales del conjunto amurallado Utzh An, Sinthya Cueva, indicó en la información difundida que los restos están vinculados a tres pares de orejeras y dos collares de cuentas (chaquiras) y conchas Spondylus que pertenecerían a individuos de un rango administrativo alto de la época.

La experta añadió que esta zona no estaba acondicionada para ser un cementerio, pero que existe la posibilidad de que una vez abandonado el sitio, este haya servido para ese fin, aunque todo se determinará al final de las investigaciones y análisis.

Hallan restos humanos en la mayor ciudad prehispánica de barro de América
Además, los investigadores no descartan que durante las intervenciones orientadas a reestructurar los muros perimetrales de más de 750 años de antigüedad se registren nuevos hallazgos.

El proyecto de restauración de esta estructura “permitirá definir la función, uso de técnicas constructivas, arquitectura asociada a los muros y recuperar material cultural mueble de este conjunto amurallado que contribuyan a la investigación y conocimiento históricos de nuestros ancestros”, indicó el comunicado.

“Definir la tecnología constructiva y la forma original de los muros es uno de los principales desafíos de la investigación arqueológica; la tarea de restaurar muros es vital para preservar la monumentalidad de Chan Chan”, señaló el arqueólogo responsable del proyecto, Guillermo Gonzales Méndez.

Recordó que durante los trabajos ejecutados en el muro norte en 2018 descubrieron 19 esculturas de madera y un corredor de ingreso a un patio ceremonial de 33 metros cuadrados, completamente decorado con relieves en barro.

Asimismo, en el muro sur se descubrió un contexto funerario múltiple, en el cual se han documentado restos óseos humanos correspondientes a 25 individuos, en su mayoría mujeres, jóvenes y algunos niños.

Según lo proyectado, hasta el 26 de noviembre de 2024, se pretenden restaurar 620 metros del muro perimetral transversal a la vía que conduce de Trujillo a Huanchaco.

La oficina de comunicación concluyó al agregar que además de la restauración física de estructuras arqueológicas, el trabajo tiene como meta la difusión cultural, es decir, la conservación social del bien de características excepcionales que le valieron su reconocimiento de Patrimonio Cultural de la humanidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *