MUNDO

El cambio climático se ensaña con el latinoamericano más pobre y frágil de salud

El Barómetro Bienal de Transformación Ecológica, una gran encuesta exclusiva de opinión global, reveló que el 79% de la población de América Latina está seguro de que el cambio climático amenaza gravemente a los más pobres y entraña un riesgo para la salud de los más vulnerables.

La certeza de que un cambio climático está en marcha la comparte el 94% de los consultados en los cinco continentes, que representan a algo más de la mitad de la población mundial.

La muestra abarcó en el capítulo de América Latina a 4.000 personas pertenecientes a cuatro países: Brasil, Chile, Colombia y México, de donde surge que nada menos que un 79% se siente expuesta y vulnerable a un deterioro de su calidad de vida.

Para el 62%, el futuro aún está en nuestras manos, y aún existe la posibilidad de limitar el cambio climático y de reducir la contaminación, si bien el 26% tiene dudas y el 11% de la población piensa que es demasiado tarde.

A un 55% le cuesta imaginar cómo podría ser el día a día después de la transformación ecológica mientras el 44% asegura que se lo imagina bastante bien.

Más daños que inversión
Aumenta al 71% la parte de la población de América Latina que está segura de que los costos incurridos por los daños vinculados al cambio climático y a la contaminación serán mayores que las inversiones necesarias para la transformación ecológica.

Y un 84% considera al cambio climático la mayor amenaza para la salud a la que se enfrenta la humanidad.

El Barómetro Bienal de Transformación Ecológica centra la encuesta exclusiva de opinión global, que desde 2022 efectúa Veolia asociada a Elabe, en el grado de aceptabilidad de las soluciones ecológicas y en el análisis de los obstáculos y palancas para acelerar la transformación.

Esta segunda edición proporciona una visión única sobre la comprensión de las consecuencias del cambio climático por parte de las personas de todo el mundo.

Expresan una creciente preocupación por su salud y perciben una amenaza para sus condiciones de vida ante los desafíos ambientales.

Tal es así que el 75% de los Latinoamericanos se sienten expuestos y vulnerables a un riesgo para la salud.

Resultados Globales Clave
Los porcentajes son similares a los de América Latina, salvo en la mención a la pobreza.

● El 97% de los habitantes del mundo cree que la salud es la principal preocupación cuando se trata de decisiones locales sobre agua, residuos y energía, por encima del precio final.

● El 64% de los habitantes del mundo se sienten vulnerables a los riesgos para la salud causados por el cambio climático. Estos riesgos para la salud se manifiestan en un aumento de las enfermedades infecciosas, la contaminación, la disminución de la calidad de los alimentos y problemas de salud mental.

● El 67% de los habitantes del mundo cree que una solución que promueva la preservación de su salud les animaría a cambiar sus hábitos o aceptar un costo ligeramente superior.

● El 66% de los habitantes del mundo está convencido que la inacción costará a la humanidad más que la acción ecológica.

Como se ve, conscientes de estos peligros, las personas de todo el mundo están pidiendo acción.

Para enfrentar estos desafíos, las poblaciones afirman su disposición a aceptar los cambios necesarios para ampliar las soluciones existentes a fin de combatir el cambio climático y la contaminación.

Su deseo de actuar está motivado por la necesidad de protegerse contra las crisis ambientales y climáticas.

Consideran que el costo de la inacción será mucho mayor que el de la acción.

Encrucijada
Estelle Brachlianoff, CEO de Veolia, ratificó que “estamos en una encrucijada, donde frente al desafío climático chocan la acción radical y la solución ecológica. Ambos presentan grandes riesgos sociales, económicos y ecológicos”.

Y explicó qué significa el tercer camino: “La ecología transforma nuestras economías para proteger a las poblaciones. La transformación ecológica no puede, y no debe, producirse sin los ciudadanos del mundo. Escuchar, ayuda a entender las preocupaciones y necesidades de todos, a identificar las palancas de cambio que no sólo son aceptables sino deseables y a encontrar sentido y motivación para el cambio en la construcción de un futuro sostenible”, aseguró.

Al evaluar los resultados de la segunda edición del Barómetro de la Transformación Ecológica, dan testimonio de una opinión pública global firmemente centrada en la acción.

“Existe un alto nivel de expectativa para la protección de la salud a través de la eliminación de la contaminación y la protección de nuestros territorios ante fenómenos climáticos extremos. Esta es la lección que guiará nuestras acciones en los años por venir”, dijo finalmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *